top of page

Ecosistema de pagos en constante evolución.

En los últimos años los métodos de pago están cambiando radicalmente el dinámico mundo de las transacciones financieras. Gracias a los avances tecnológicos y a la evolución de las expectativas de los consumidores, se han introducido nuevas soluciones que prometen más eficacia, seguridad y comodidad, aunque también traerán nuevas maneras de financiación ilegal y bastantes quebraderos de cabeza a reguladores y entidades financieras.



En España hace unos días Iberpay y Caixa inauguraban el pago express, estrenando una infraestructura europea para el cobro instantáneo ordenado en origen. Tras certificar el European Payments Council (EPC) a Iberpay como primer sistema de compensación y liquidación para procesar estas operaciones, Caixa ha sido el mes pasado el primer banco que lo ha puesto en marcha. Por el momento solo hay otras dos firmas homologadas en Europa y ambas son Fintech, pero poco a poco se irán sumando el resto de sistemas de compensaciones y liquidación de Alemania, Francia, etc y las grandes entidades financieras. Esto va a suponer una revolución en la manera de gestionar los cobros y pagos entre las empresas y las entidades financieras y posiblemente en un futuro entre las propias empresas. La prestación busca ayudar la gestión de los procesos de recobro, sin fricciones para el cliente.


En cuanto a las monedas digitales emitidas por los bancos centrales (CBDC) también tenemos diferentes velocidades a nivel mundial, a pesar del debate tan controvertido y del escepticismo inicial de muchos países y organismos reguladores. En la actualidad existen más de 100 países explotando las CBDC, aunque más de la mitad de ellos se encuentran en fase de investigación y desarrollo. Otros como es el caso de Suecia, China, India o EAU están estudiando las posibilidades de modernizar sus sistemas financieros, y ya han puesto en marcha en fase de pruebas sus propias CBDC.

Las CBDC pueden proporcionar transacciones más baratas, rápidas y posiblemente más accesibles que los sistemas bancarios tradicionales al tiempo que también poseen el potencial de contrarrestar más eficazmente la actividad financiera ilegal. También permitirán a los gobiernos tener mayor control sobre las finanzas de los ciudadanos y en gran medida parte del debate existente en la clase política en algunos países, como Estados Unidos o Canada, dónde aún no tienen una posición definitiva sobre su uso, viene derivado de este supuesto control que podrían llegar a tener sobre los ciudadanos.

Tecnológicamente las CBDC se han visto favorecidas por la participación activa del sector privado. Grandes compañías como IBM, Ripple, R3, Bitt Inc están desempeñando

un papel fundamental en la configuración del panorama tecnológico de las CBDC.




Con respecto a los criptoactivos y criptomonedas desde la aparición del Bitcoin el escenario a nivel global no ha parado de evolucionar. Este ecosistema está en plena ebullición debido en parte a la democratización de su tecnología y a los cada vez más bajos costes de implantación.

La reciente aprobación del reglamento de mercados de criptoactivos (MiCA) sitúa a la Unión Europea como punto de referencia a nivel global. En dicho reglamento se diferencia entre criptodivisa o criptomonedas y “tokens”, al igual que también fija los requisitos a los emisores de criptoactivos y a los proveedores de servidos de criptoactivos. MiCA también ofrece un marco regulador para los activos digitales que utilizan tecnología de registro descentralizado (DLT, por sus siglas en inglés) Muy importante tener en cuenta que las CBDC quedan fuera de la regulación MiCa.

Debido a su capacidad para permitir transacciones seguras y transparentes, la tecnología blockchain lleva años generando mucha atención. Las criptomonedas basadas en blockchain, como Bitcoin y Ethereum, son cada vez más populares como métodos de pago alternativos en algunas industrias. Las criptomonedas están transformando la forma en que se realizan las transacciones digitales y están siendo adoptadas por un número cada vez mayor de organizaciones y consumidores, a pesar de los obstáculos legales y la volatilidad del valor a los que se enfrentan actualmente.


Especialmente relevante es el caso de FedNow. Desde la introducción de la Cámara de Compensación Automatizada (ACH) a principios de los años setenta, Estados Unidos (EEUU) no había renovado sus vías de Pago. Ahora está a punto de poner en producción el nuevo sistema con la entrada de 57 organizaciones entre las que se encuentran instituciones financieras y proveedores de servicios. La Fed asegura que todas las instituciones pueden trabajar con FedNow con el más alto nivel de seguridad. El sistema pretende ofrecer pagos rápidos, seguros y accesibles las 24 horas del día. Permite transferencias rápidas de dinero, lo que se traduce en una experiencia de pago más cómoda y fluida tanto para las empresas como para los consumidores. Las restricciones de los sistemas convencionales, que pueden tardar horas o incluso días en realizar una transacción, desaparecerán con esta tecnología, que agilizará el proceso de tramitación de los pagos.

FedNow estará disponible para todas las instituciones financieras, independientemente de su tamaño. Esto significa que incluso los bancos pequeños y las cooperativas de crédito podrán ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar pagos instantáneos.

La puesta en marcha de FedNow por parte de EEUU tendrá un gran impacto en la forma en que se hacen y se reciben los pagos, cambiando el sistema financiero y bancario, aumentando la competencia, proporcionando nuevos productos y servicios, mejorando la eficiencia y dotándolo de una mayor seguridad


Por último me gustaría comentar que la evolución de los pagos por móvil en todo el mundo está alcanzando una gran popularidad. Los clientes pueden conectar sus tarjetas de crédito o débito a sus dispositivos móviles con aplicaciones de pago por móvil y realizar pagos rápidos y seguros con solo un toque. Los pagos móviles ofrecen, además de comodidad, funciones de seguridad mejoradas como la tokenización, que salvaguarda los datos del usuario durante las transacciones.

En Europa, los pagos móviles continúan experimentando un crecimiento significativo especialmente en los países nórdicos, donde el pago en efectivo cada vez es más residual. Sus economías se han ido adaptando en los últimos años a la práctica desaparición del efectivo algo que todavía está lejos de conseguirse en otros países sobre todo del sur de Europa. En China el ecosistema creado entorno a las aplicaciones móviles permite tanto a particulares como empresas realizar y demandar todo tipo de servicios desde el móvil. En España los consumidores están adoptando cada vez más esta forma de pago rápida y conveniente. Además, las empresas en España están adaptando sus sistemas de pago para aceptar pagos móviles, lo que brinda a los consumidores más opciones al realizar compras en tiendas físicas y en línea.

El avance de la tecnología permitirá seguir innovando en nuevas formas de pago tanto P2P, B2C como B2B, obligando a todos los actores involucrados a adaptarse cada vez más rápido a todas las novedades que seguirán apareciendo.

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page